InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
8 CONGRESO DE ANESAR

Javier Molinera: "La labor formativa es lo primero, no creo que alguien me tenga que decir cuándo voy a apostar”

 
La primera mesa del Congreso de ANESAR estuvo gratamente reforzada con las intevenciones de Carmel Alsina de la CEOE y de Javier Molinera, Jefe del Servicio de Control de Juegos de Azar de la Policía Nacional quien fue categórico y consecuente en sus razonamientos poniendo de relieve que la restricción del juego presencial puede conllevar el fomento de entornos ilegales, esto entre otras joyas de un hombre cabal y honesto.
INFOPLAY |
En primer lugar, tuvo palabras de agredecimiento con el congreso al propiciar la posibilidad de poder visibilizar la labor de la policía en este evento, pues se trata de un trabajo que repercute en el sector
En lo que respecta a los datos obtenidos por la Policía Nacional, aclara que al tratarse de una actividad pública y abierta, todos son públicos con excepción de aquellos que puedan considerarse de sumario. Las preguntas claves en este sentido serían: ¿qué datos hay que coger?; ¿qué debe ser compartido?; y, ¿quién tiene que compartirlos?
Molinera comentó que la Policía Nacional trabaja en diferentes líneas de actuación y una de ellas es la búsqueda por unificar la labor de quienes trabajan en el control del sector, de modo que los datos que se obtengan sean globales, pero es algo que han tenido cuesta arriba por las diferencias entre los distintos cuerpos y las implicaciones de las comunidades autónomas. En consecuencia, la información está muy dividida.
También, informó que desde la Policía Nacional se han hecho 64524 inspecciones en el 2019, unos verán que es mucho, otros verán que es poco, pero de lo que no queda duda es que hay control. Por otro lado, fue claro al decir que si estos datos son compartidos por el sector, se pueden ver como partidistas; por el contario, “son percibidos como verdad, si los datos vienen de una fuente no partidista”. Destaca que no debería ser así, porque son datos reales. Y sobre esto concluye que se debe a la percepción negativa generalizada.
Molinera comentó que al hablar de datos reales, hay que diferenciar entre datos y mensajes. En el caso del juego, todo el mundo suele tener una opinión, y esta suele ser negativa. Pero los datos son los que te pueden decir exactamente lo que hace el juego. Así por ejemplo manifestó que le llaman la atención tres hechos: en el mundo se mueven 1,69 trillones de euros en apuestas deportivas; en Asia, se mueven 1,09 trillones; mientras que en Europa, se está en el orden de los 350 billones de euros.
¿Interesan los datos económicos o debería interesarnos más si se está cumpliendo la norma? Sobre este particular, el representante de la Policía Nacional dice que quizás habría que centrarse más en otras cosas.
Hizo referencia a la Operación Arcade, y apunta que si en dos días en concreto solamente se consiguen 28 menores, en todo el territorio, ¿será mucho o será poco considerando que son 3500 salones de juego?
Comenta además que hicieron más de 1800 visitas, donde se podía repetir el mismo salón 20 o 30 veces e incluso dice que es relativo si fueron 1800 veces o a 1800 lugares, por lo que agrega “estoy convencido que fuimos a la baja y no quisimos multiplicar el número de inspecciones, pero yo estoy convencido que se hicieron muchísimas más”, para confirmar si efectivamente en el interior había los menores que se dicen o no.
Ante las alarmas de mayores restricciones y prohibiciones, fue muy consciente al decir que cuando alguien va al cine o a un restaurante, sabe que va a gastar dinero y a pasar un buen rato. Y afirma, que este es un escenario que se repite con las apuestas.
Por otro lado, manifestó su preocupación por el hecho de que más restricciones puedan incrementar el juego ilegal, pues no se podría “disfrutar del ocio en el momento que uno lo quiere hacer”. Igualmente, considera que si las preocupaciones van alrededor del juego problemático o el acceso de menores, se deben buscar las causas para trabajar en ellas desde la educación y agrega que “la labor formativa es lo primero, no creo que alguien me tiene que decir cuando voy a apostar”. Hay que valorar entonces si los jóvenes pueden jugar o no. “Si pueden conducir, votar o hacer determinadas cosas, también podrán jugar”.
PUBLICIDAD