InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 Andalucía: En 2019 el gasto real en apuestas se estabiliza en 4,5 euros por habitante

 
La Federación Andaluza de Asociaciones de Máquinas Recreativas, Salones y Ocio (ANMARE) ha informado que durante el 2019 el juego real de las apuestas presenciales en Andalucía se ha estabilizado. Más específicamente, el total anual ha sido de 30,1 millones de euros, lo que equivale a 4,5 € por habitante.

El juego real en apuestas presenciales, aquel producto de la diferencia entre cantidades apostadas y premios recibidos, se ha mantenido estable durante el 2019 en Andalucía; mientras que en otras comunidades como Aragón, Castilla-La Mancha y Valencia, descendió en relación con el año 2018. En este sentido, desde Anmare infieren que “tras cinco años de funcionamiento de este mercado en estas comunidades se hubiera agotado el ‘efecto novedad’ y se entrase en una fase de estabilización ligeramente a la baja, como sucede en cualquier mercado".
INFOPLAY/ COMUNICADO |
A continuación reproducimos el comunicado de prensa que describe los primeros datos de 2019 del mercado de apuestas presenciales en Andalucía y en otras cuatro comunidades, de acuerdo con los datos manejados por ANMARE.

En Andalucía, el juego real (la diferencia entre las apuestas y los premios) se ha estabilizado, desde el segundo trimestre de 2019, alrededor de ocho millones de Euros cada trimestre. En esta comunidad la apertura y regulación de este mercado es muy reciente, desde el I Trimestre de 2018, pues fue la última en regularlo. El gráfico muestra que tras un incremento durante el primer año, a partir del verano de 2019 el juego real se mantiene estable.



El total anual de 2019 fue de 30,1 millones de euros, lo que equivale a 4,5 € /habitante, una de las medias más bajas de España. En otras comunidades la tendencia ascendente del nuevo mercado de apuestas se prolongó más, con cuatro o cinco años de crecimientos, en Andalucía la “novedad” ha tenido efectos más limitados.

Las primeras comunidades de las que se dispone de información sobre 2019 muestran descensos en el juego real: en Aragón, de 11,6 a 10,6 millones de euros entre 2018 y 2019; en Castilla-La Mancha, de 16,0 a 15,1 millones; y, en Valencia, de 68,7 a 65,5 millones. En ellas, el mercado de apuestas deportivas está operativo y regulado desde hace cinco o seis años, por tanto, parece que se estuviera reproduciendo la lógica de todos los mercados: el “efecto novedad” produce elevados crecimientos hasta alcanzar un tope a partir del que el consumo se normaliza y se ajusta con un leve descenso.

De las comunidades de las que hay datos de 2019, sólo Murcia creció entre 2018 y 2019: de 13,6 a 16,7 millones de euros. La información disponible sobre otras comunidades al III Trimestre de 2019 confirma la estabilización a la baja (Extremadura, Canarias).

La comparación del gasto por habitante en apuestas muestra a Andalucía entre las que tienen un gasto más bajo, junto con Asturias y Cataluña; levemente por detrás de Castilla y León, todas ellas por debajo de 5 € por habitante al año. A la inversa, País Vasco, Navarra y La Rioja tienen un gasto por habitante por encima de los 20 € al año.






Conviene aclarar que el margen de las empresas, después de aplicar la tasa sobre el juego, equivale a sus ingresos brutos, es decir, de esa cantidad deben deducir sus gastos de funcionamiento (personal, Seguridad Social, alquileres, impuestos locales y los generales aplicables a todas las empresas, consumos de agua, energía, comunicaciones, limpieza, amortización de las instalaciones, etc.), por tanto, no debe confundirse con los eventuales beneficios.
PUBLICIDAD