InfoPlay
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
ANALIZAMOS LA ACTIVIDAD EN LOS TERRITORIOS DE JUEGO MÁS SIGNIFICATIVOS

EN EXCLUSIVA | El juego en el Reino Unido y la estrategia del 'no confinamiento'

 
Frases como las pronunciadas por su Primer Ministro Boris Johnson (“La población se irá inmunizando”) han puesto a Reino Unido en una posición distinta a la hora de cómo afrontar la gestión de la epidemia de Coronavirus. Mientras la mayoría de países europeos asumen un parón temporal de la actividad económica, Reino Unido opta por una estrategia mucho más pasiva. Analizamos cómo puede afectar esto al sector del juego.
INFOPLAY |
La ausencia de medidas drásticas similares a las de otros países europeos, como por ejemplo la confinación en casa de los ciudadanos, la prohibición de eventos y el cierre de escuelas o universidades, es la principal característica en la apuesta de Boris Johnson por lidiar con la crisis del Coronavirus. El gobierno británico apuesta por un contagio controlado y una inmunización progresiva.

La realidad es que el sector del juego y especialmente las grandes empresas que tienen presencia importante de salones físicos en el país (William Hill, PaddyPowe-Betfair) han demostrado un peor comportamiento que las que cuentan únicamente con negocio online.



Y es que se espera que las empresas con el producto de apuestas deportivas como negocio principal, con el parón generalizado del deporte a nivel mundial, sean las que más sufran la crisis. Otras como 888 Holdings, con menos productos como poker y casino más importantes en su porcentaje de ingresos, han conseguido lidiar mejor con la caída del precio de sus acciones.



  • Medidas moderadas en el deporte británico
La Premier League y las tres divisiónes inferiores del fútbol profesional británico suspendieron todos sus encuentros hasta el próximo 3 de abril, así como los partidos amistosos del equipo nacional masculino de Inglaterra contra Italia y Dinamarca programados para finales de este mes de marzo también han sido suspendidos sin fecha. Sin embargo este fin de semana se ha disputado la jornada de la liga de Rugby y se ha permitido también la celebración de la gran parte de carreras hípicas programadas (aunque a puerta cerrada en los hipódromos).

  • Voces que piden cambios 
Evidentemente la ausencia de cuarentena en Reino Unido, a diferencia de lo que ocurrió en Italia, ha disminuido el impacto en el sector del juego en el país a nivel presencial; de hecho se espera que tanto las tiendas de apuestas y como los salones de juego sigan abiertos toda la semana. 

Como hemos visto es el costo financiero del bloqueo a nivel mundial el que más visibilidad tiene en el país debido a que muchas de las grandes empresas del sector cotizan en la Bolsa de Londres. Concretamente, William Hill ha bajado en esta pasada semana de los 137 libras a las 87, mientras que 888 Holdings moderó el brusco descenso de miércoles y jueves con una buena jornada de viernes que le dejó en 96 libras por acción (su precio era alrededor de 100 el lunes) mientras que Flutter, la propietaria de Beyfair y Paddy Power bajaba de las 8.000 a las 6.400 a lo largo de la semana.

Tom Watson ha sido uno de los primeros parlamentarios britanicos que han aprovechado la situación actual para pedir cambios significativos en el sector del juego británico, siguiendo el tono mostrado en el pasado año con la reducción a las apuestas de los terminales FOBT. Pero en todo caso, en un contexto de mayores restricciones. Watson en una entrevista reciente cree que tras un momento como el actual se deberían replantear medidas encaminadas a un endurecimiento de elementos como los sistemas de fidelización o VIP.


0 Comentarios
ÚLTIMAS NOTICIAS
PUBLICIDAD