InfoPlay
PUBLICIDAD

Artículo EN EXCLUSIVA y EN SOLIDARIDAD del PROFESOR EMÉRITO de la UNIVERSIDAD CARLOS III, D. José Ignacio Cases

"Desde el Ministerio de Consumo se pretende que el juego presencial privado quede en ciertas cuestiones bajo las competencias del Ministerio de Sanidad y así soslayar la competencia exclusiva de las CCAA"

 
Don José Ignacio Cases nos honra hoy a todos con una reflexión sobre el reciente encuentro AGEO y, sobre todo, para realizar una valoración "y ofrecer alguna reflexión sobre el juego presencial privado en España movido únicamente por mi deseo de solidarizarme con los empresarios de este sector tan perjudicado en estos momentos", nos dice el Profesor Emérito por la Universidad Carlos III de Madrid.


Además, apunta otra insoslayable cuestión: desde el Ministro de Consumo se  "pretende que el juego presencial privado quede englobado en ciertas cuestiones bajo las competencias del Ministerio de Sanidad y así soslayar la competencia exclusiva de las Comunidades Autónomas en esta materia".

Sobre el futuro más inmediato planta: "Los retos son mucho más complejos porque se corresponden por un lado a decisiones derivadas de planteamientos ideológicos fundamentalistas y anti liberales y por otro lado a problemas derivados de la expansión digital".

Espero que se deleiten con su lectura y sirva para reflexionar y unirse:


Quiero, con estas líneas, reflexionar sobre el valor simbólico y significado de la reunión que celebró AGEO el pasado jueves 29 de forma virtual principalmente utilizando como plató una sala del compostelano hotel Puerta del Camino. No pretendo, pues, realizar una crónica ni comentar las ideas y contenidos que en esa reunión fueron desarrollados sino tan solo, repito, resaltar su significado en los momentos actuales.

Desde hace años la reunión de AGEO ha sido la fiesta de la empresas del Juego presencial en Galicia desbordando, strito sensu, la delimitada parcela de las empresas operadoras de máquinas recreativas y englobando también a bingos y casinos gallegos. La profunda conexión de las dos grandes empresas (Luckia y Comar) con todas las formas de juego presencial privado ha facilitado indudablemente la expansión de la Asociación Gallega de Empresas Operadoras (AGEO) que, aunque no engloba a todas las existentes en Galicia, por el liderazgo de Serafín Portas, su presidente se ha convertido en el cauce ordinario de diálogo con el gobierno autonómico (sin perjuicio que las empresas accedan directamente a las autoridades administrativas).

Esta posición privilegiada de “interlocutor fiable” ha sido posible alcanzarla porque a su vez el gobierno presidido por el sr.Núñez Feijóo es el más sólido y posiblemente competente de toda nuestra geografía. En las recientes elecciones consiguió no sólo incrementar su mayoría absoluta sino también que desapareciera de modo total la representación parlamentaria de “la tribu” que tanta desorientación y desconcierto introduce en la vida política de nuestro país.

La reunión de AGEO reflejó meridianamente esta situación: fué inaugurada por el vicepresidente de la Xunta sr. Rueda (quien recordó que lo había hecho en todas las anteriores ocasiones) y clausurada por el director general de Emergencias e Interior sr. Villanueva que es asimismo el responsable del juego en Galicia. En ambos momentos las dos autoridades compartieron el acto con el presidente Portas.


Hasta aquí la escueta exposición de lo sucedido.

Ahora quisiera realizar mi valoración y ofrecer alguna reflexión sobre el juego presencial privado en España movido únicamente por mi deseo de solidarizarme con los empresarios de este sector tan perjudicado en estos momentos.

1). Mi valoración de lo que significa el acto de AGEO es claramente positiva.

Los empresarios wgallegos han logrado ofrecer una imagen de sensatez y unidad que es muy difícil encontrar en el resto de España. Exponen con clara lucidez sus pretensiones y se encuentran con una administración competente y profesionalizada que solo se mueve en busca del interés público. (Rara actitud, desgraciadamente, en nuestro país). Dejando aparte las reivindicaciones sobre obtención de créditos, reducción de tasas e impuestos y aplazamiento de los mismos que solicitan, con toda justicia la totalidad de los empresarios y particularmente los afectados directamente por los cierres forzosos decretados como remedios urgentes para combatir la pandemia debemos preguntarnos si no hay otras acciones que debiera emprender este grupo modélico de empresarios de juego gallegos para abrir un camino a seguir por otros pertenecientes a aquellas comunidades donde las condiciones fueran favorables con la finalidad última de conseguir una única federación y una única voz en el juego presencial privado.


2) una reflexión sobre el futuro.

El ruido de la pandemia, la declaración del estado de alarma y el talante pro-totalitario del gobierno central ocultan importantes movimientos que perjudicarán al juego privado. En el sector online ya lo han sentido claramente con la prohibición de la publicidad establecida durante el primer estado de alarma en un Real Decreto que debería ser estudiado como claro ejemplo del uso alternativo del derecho.
Pero ahora, si tenemos en cuenta la literalidad de las declaraciones del ministro de Consumo se pretende que el juego presencial privado quede englobado en ciertas cuestiones bajo las competencias del Ministerio de Sanidad y así soslayar la competencia exclusiva de las Comunidades Autónomas en esta materia. Seis meses de estado de alarma vuelven a ser muy tentadores máxime cuando desde Consumo se utilizan alocada y torticeramente datos para ofrecer escenarios apocalípticos sobre la adicción al juego.


Frente a esta pretensión el juego privado presencial se encuentra desarmado. La desaparición de la Fundación Codere, por la negativa a seguir financiándola por parte de la compañía titular de la misma al pasar a manos de fondos de inversión de capital extra comunitario ha privado al sector de la posibilidad de contar con estudios científicos que oponer frente a los demagógicos de “la tribu”. También los empresarios de Galicia tienen en su comunidad asociaciones y estudios que esgrimen estos argumentos y siempre habrá un líder de barrio que “la tribu” pueda pasear por radios y televisiones.


3) La conclusión es que el “espíritu” de unidad de los empresarios gallegos debería provocar en España la unidad de las empresas con capital comunitario que consigan sobrevivir a la crisis económica derivada de la pandemia.

Es cierto que otras crisis (rosonazo, gravamen complementario,etc.) se superaron pero los futuros retos son mucho más complejos porque se corresponden por un lado a decisiones derivadas de planteamientos ideológicos fundamentalistas y anti liberales y por otro lado a problemas derivados de la expansión digital que no tiene porqué ser positiva en su totalidad. La composición empresarial del sector formado, no se olvide, mayoritariamente por microempresas y la escasa reputación y peso específico en la sociedad española dificultan salir airosos en el futuro si no se trabaja duramente en la línea que están desarrollando las empresas gallegas asociadas en AGEO o acompañándola en sus esfuerzos.


José Ignacio Cases
Profesor Emérito por la
Universidad Carlos III de Madrid

INFOPLAY |

18+ | Juegoseguro.es – Jugarbien.es
PUBLICIDAD
   
Información de cookies y web beacons
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, estadísticas y de marketing, con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, a través del análisis de sus hábitos de navegación. Del mismo modo, este sitio alberga web beacons, que tienen una finalidad similar a la de las cookies. Tanto las cookies como los beacons no se descargarán sin que lo haya aceptado previamente pulsando el botón de aceptación.